La verdadera Ley de la Atracción

scott

Dibujo: Scott Tuckfield

 

Puedes escuchar el audio de este post aquí

 

 

Concéntrate en tu deseo, pídeselo al universo, confía y… voilà!, el universo te lo dará.

Esto es lo que circula por redes e internet. Hay algunos aspectos importantes de la Ley de la Atracción (a partir de ahora LdA) que es necesario conocer y tener en cuenta.

Esencialmente, la ley de la atracción es una ley como la gravedad en el planeta Tierra. Es el estado por el cual las cosas que son de frecuencia similar se unen como un imán. Lo similar atrae a lo similar.

Todo lo que está dentro de ti vibratoriamente se refleja externamente en el mundo. Solo puedes experimentar cosas que son una combinación vibratoria para ti. Por ejemplo, una persona que tiene baja autoestima, atrae circunstancias, personas, lugares, eventos, etc. que coinciden con la vibración de la baja autoestima. 

Puedes leer cómo elevar tu vibración aquí

Entrar en una ley de la realidad basada en la atracción es hacer un doctorado de autoconciencia y expansión.

La LdA es una ley universal formulada por el nuevo pensamiento, un movimiento filosófico de occidente basado en el misticismo oriental y desarrollado en el siglo XIX y XX.

Con el lanzamiento del libro “El Secreto” en 2006 se convirtió en un  fenómeno mediático. Desde entonces se han mezclado diferentes interpretaciones y aspectos que no estaban en las formulaciones originales. Esto ha creado falsas expectativas y frustración en muchas personas que no logran conseguir lo que desean.

¿Porqué?

La LdA se basa en que el universo es energía, y como todo, las personas somos energía vibrando a una determinada frecuencia.

De acuerdo con esta Ley hay que considerar la vibración de la energía de nuestros pensamientos, emociones, acciones, creencias…

Veamos dos diferentes formulaciones sobre la Ley:

1. La más original está muy bien explicada en el libro “La vibración del pensamiento” de W.W.Atkinson (1906). En el, se desarrolla como los pensamientos son una manifestación de energía que vibra y se proyecta al espacio y en esa proyección se encuentra con otros pensamientos que también están vibrando. Los pensamientos tienden a atraer a aquellos otros que son similares, es decir, que vibran a una frecuencia similar.

Atkinson formula que la LdA es que los pensamientos atraen a todos aquellos que tienen una frecuencia de vibración similar. Esto produce que cada persona tenemos una tendencia a atraer determinados eventos a nuestra vida.

2. Otra noción basada en el misticismo oriental y muy relacionada con conceptos propios de la física cuántica es que todas las posibilidades de realidad en el universo ya existen y nuestras vibraciones energéticas entran en sintonía con aquella posibilidad de realidad, cuyas vibraciones energéticas sean más similares a las nuestras.

Si eso sucede, esa posibilidad de realidad deja de ser una posibilidad y se manifiesta. Se convierte en nuestra realidad. De este modo, si nuestros pensamiento, emociones y creencias van en sintonía con una realidad donde hay abundancia, entonces la realidad que se manifiesta es de abundancia.

En cualquiera de estás dos nociones, la más restringida de Atkinson o la más amplia de las realidades posibles, la LdA funciona siempre. No importa si nos gusta o no la realidad con la que se ha sintonizado, si unx es consciente o no de esta ley o si cree en ella o no.

Ventajas y desventajas

Si una persona es consciente de esta ley y comprende cómo funciona puede hacer que funcione a favor, cambiando la vibración y redirigiendo la energía hacia esa realidad posible deseada. Pero ojo, es un arma de doble filo.

Es aquí donde aparecen las técnicas y rituales para hacer que funcione, y donde podemos detectar los errores de concepto y planteamiento que están actualmente en difusión.

Independientemente del hecho de que la ley de la atracción es una realidad, nuestra conciencia de ello y la grave falta de comprensión sobre su complejidad crean una mala atmósfera social en la comunidad espiritual.

1. Existe la idea de que en la técnica, para que esta Ley funcione, tenemos que pedírselo al universo, concentrarnos en un deseo, visualizarlo y el universo nos lo va a dar.

El problema de esto es que implica que no somos nosotrxs los que estamos cambiando la vibración y redirigiéndo nuestro energía, sino que implica esperar de un ente superior (Universo) nos dé, se ocupe, mientras nos sentamos a esperar. Esto es un problema de deificación del Universo. La LdA no tiene nada que ver con pedirle nada a nadie, sino con la capacidad que tenemos para sintonizarnos con una realidad deseada. .

Esto genera frustración en las personas que le piden algo al universo y no reciben respuesta. La frustración atrae más realidades de frustración, y además no hay el consuelo de la voluntad divina, ya que aquí no interviene ningún Dios/Diosa.

2. La LdA es más compleja de lo que se piensa

En la suposición de que la vida y la LdA es como un espejo, si algo no deseado le sucede a alguien, debe ser porque algo no está haciendo bien o no está bien alineadx. La creencia de que si estamos haciendo todo bien en relación a nuestros pensamientos y emociones , sólo experimentaremos luz, unicornios y flores supone mucha presión. Bajo ese paradigma, si atraemos algo menos que eso, estamos haciendo algo INCORRECTO que debemos cambiar, y que si lo hacemos, la circunstancia desaparecerá de inmediato. 

Cabe darse cuenta de la resistencia, frustración, culpa y vergüenza que puede sentir una persona cuando se manifiesta algo negativo en su vida, que además lo juzga como una experiencia no deseada y la hace sufrir.

Sin embargo, los pensamientos como “culpa”, “injusticia”, “merecer” y “víctima” son pensamientos restringidos a la mente subjetiva humana y no a la mente objetiva universal. 

Desde la perspectiva de la existencia, cada vida se vive para expandir todo lo que es. La vida se vive con el propósito de la evolución universal.

Esta complejidad de la LdA la veremos en los siguientes apartados.

3. La Ley afecta al ser físico y al Ser espiritual

Somos simultáneamente nuestra perspectiva física (nombre y forma) y también somos la perspectiva eterna que observa a través de la perspectiva física. Solemos llamar a este aspecto nuestro Ser o yo superior o alma. 

¿Adivina qué? La ley de la atracción está respondiendo a ambos aspectos de nosotros, a ambas situaciones vibracionales. 

Tú (como un ser temporal en este cuerpo físico) esencialmente estás co-creando contigo (como un Ser eterno que existe vibracionalmente). 

Experimentamos cosas en nuestra realidad externa que son un punto de atracción para ambos aspectos de nosotros en nuestra vida cotidiana. A veces, la circunstancia que nuestro yo superior está atrayendo está perfectamente alineada con lo que deseamos (no siempre conscientemente) porque su perspectiva es diferente y, al mismo tiempo, nuestro yo temporal lo juzga como una manifestación mala o errónea. 

Por ejemplo, podemos comprender que la perspectiva del yo superior puede atraer intencionalmente una infancia difícil para que podamos comenzar a expandirnos rápidamente porque eso permitirá nuestro propósito para esta vida. Entonces, aunque nadie quiere una experiencia infantil difícil en un nivel temporal, en última instancia, puede quererla porque es el lugar a través del cual se manifestará su deseo por esta vida. Desde una perspectiva es buena, pero desde la otra es mala.

4. Desde una perspectiva es buena, pero desde la otra es mala

La resistencia a esta verdad sobre la LdA se traduce en control obsesivo sobre nuestra realidad, que viene al tratar de usar la ley de la atracción a nuestro favor para crear deliberadamente las experiencias o cosas que deseamos únicamente desde nuestra perspectiva física y evita que seamos conscientes del hecho de que podría haber más (mucho más) en la situación en que nos encontramos de lo que pueda parecer.

Por lo tanto, puede ser una buena decisión considerar que la circunstancia no deseada en la que te encuentras puede no ser culpa tuya, porque en cambio, puede ser una combinación perfecta con lo que siempre has deseado desde tu perspectiva superior, que simplemente no ves todavía.

5. Se suele hacer ver que hacer funcionar esta Ley a nuestro favor es algo muy fácil y rápido

Pero no están sencillo porque para poder sintonizar la energía con la realidad deseada, atraer esos eventos o circunstancias y manifestar esa realidad es ineludible cambiar la vibración y redirigir la energía y para ello hay que tener control de los pensamientos, emociones y creencias. Esto es muy complejo y se requiere de un gran entrenamiento en técnicas de expansión y elevación de la Consciencia.

Hay diferentes métodos pero el más probado y validado es el método de la meditación. A través de la meditación aprendemos a hacer uso de nuestra mente y que no sea la mente la que haga uso de nosotrxs 🙂

6. Hay que tener en cuenta el subconsciente

Que es donde están arraigadas nuestras creencias más profundas, hábitos, ideas que nos parecen naturales porque las hemos adoptado desde pequeñxs y actúan de forma automática.

Estas creencias subconscientes son muy poderosas y también tienen una frecuencia de energía. Si éstas no están alineadas con nuestros deseos conscientes, pueden funcionar como una especia de bloqueo, impidiendo elevar nuestra conciencia y por más que hagamos técnicas nada va a funcionar.

Por ejemplo:

Leo quiere ser rico, trabaja mucho, incluso compra la lotería. Pero Leo tiene la creencia subconsciente de que el dinero es “sucio”, que sólo lo tienen las malas personas, que trae dificultades y preocupaciones …Esas creencias están haciendo que se disocien los pensamientos conscientes de las creencias subconscientes impidiendo la elevación vibración y re-dirección de la energía hacia la realidad deseada.

7. Algunxs propulsorxs de la LdA hacen creer que no hay nada más que hacer que aplicar una técnica y confiar

Pero las cosas no funcionan así. Esto es porque nuestras acciones también tienen energía y esas tienen que estar alineadas a nuestros pensamientos, emociones y creencias. Es decir, que es necesario Actuar. Implementar acciones que estén en resonancia con el deseo consciente que hemos enfocado. Actuar, nada más y nada menos.

8. Se hace pensar que nuestros deseos se van a materializar frente a nuestros ojos

Por ejemplo si deseamos un coche, vamos a aplicar una de estas técnicas rituales mágicos y el coche va a aparecer. No se sabe cómo, pero va a aparecer. Eso es una materialización más que una manifestación.

En la LdA hay que sintonizar con la energía de una realidad deseada o con personas, eventos y circunstancias que nos van a permitir alcanzar nuestros deseos, pero no se va a materializar nada.

9. Las personas que no entienden la ley de la atracción lo suficientemente bien se culpan a sí mismxs

No uses tu conocimiento de la ley de la atracción para culparte, para decirte que hay algo que no está bien o no está alineado en ti. No lo uses para sumarte culpa por las circunstancias ya dolorosas y no deseadas de tu vida. Deja de decirte a ti mismx que si estuvieras alineada, la circunstancia dolorosa en tu vida no estaría sucediendo.  No puedes saber qué no debería estar sucediendo. Quizás si estás experimentando algo no deseado, nada ha salido mal. Simplemente te estás resistiendo y tratando de que desaparezca porque todavía no puedes ver cómo desde otra perspectiva vibratoria está bien y alineado.

Lo que está sucediendo está sucediendo porque, está sucediendo. 

La LdA funciona siempre, seamos conscientes o no, alcancemos nuestros deseos o no, la Ley está funcionando, y podemos hacer que funcione a nuestro favor si somos capaces de expandir nuestra consciencia, elevar nuestras vibraciones y redirigir nuestra energía para sintonizar con la realidad deseada.

Pero sólo podremos hacerlo si tenemos presentes todos los aspectos mencionados: elevar la consciencia, controlar los pensamientos y emociones, ser consciente de que existen bloqueos subconscientes, eliminar esa disonancia, comprender que afecta simultáneamente a tu ser y tu Ser, sin culparnos ni resistirnos y además actuar de manera activa y alineada con nuestros deseos del alma (no del ego, please). 

Todo ello para que la magia real que nos permita alcanzar los deseos de nuestra Alma a través del uso de nuestra psique se haga realidad.

Feliz y abundante día,

Kalyana

ywk_icono-verde-onfline

Fuentes consultadas:

La Ley de la Atracción. W.W. Atkinson

El Secreto. Rhonda Byrne

Teal swan.com (Law of attraction)

Deja de ser tú. La mente crea la realidad. Joe Dispenza

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario