Crecimiento espiritual

Las 5 joyas de la realización del Ser

En los primeros encuentros del 2014 con mi Maestro tradicional de Advaita Vedanta, Acharya Jijñasu aprendí esta valiosa lección:

1. Conocimiento correcto

Distinguir Ser y no ser (nuestra identificación con el cuerpo-mente)

¿Cómo? Con el estudio tradicional de las escrituras (y práctica)

2. Purificación de emociones

Frente a los seis enemigos

Es importante la forma de vida, la comida, la palabra, el pensamiento y la acción.

La práctica, en el primer nivel (YOGA 1) te va purificando. En el proceso de purificación vas viendo el lado más amable y creando sentimientos serenos y positivos. Es el paso previo a abrir los ojos y vivir meditando. Concentrada en tu Ser (YOGA 2).

¿Cómo? observando constantemente en el propio pensamiento, palabra y acción si es tamásico (oscuridad), rajásico (confusión) o sáttvico (luz, felicidad, paz). Plantar flores (sattva) y arrancar los espinos (rajas y tamas) en el jardín de tu mente-corazón, independientemente de lo que tengan plantado las demás personas a tu alrededor.

3. Autodisciplina

Cabalgar el tigre de la propia personalidad.

¿Cómo?

Tapas: austeridad

Vairagya: desapego

Yatamana: esfuerzo

4. Meditación

Diaria. El método que seguimos con el Maestro es: concentración aquí y ahora, en el espacio que ocupa el cuerpo; relajación del cuerpo y la mente; observación de la respiración diafragmática, pausada, equilibrada y acompañada de tu mantra o palabra divina que te ayude a concentrarte en la cueva de tu corazón o en el tercer ojo y ser consciente sólo de Ser.

5. Concentración constante

Es decir, aplicarlo en tu vida. Recordar Ser durante tu vida cotidiana, activa.

Cómo practicar la Enseñanza espiritual

Recordar la enseñanza y Contemplar el mundo según la Enseñanza.

Comprometerse con el camino espiritual No es ser una persona SOSA (te juro que me lo preguntaron ayer) y no es HUIR de la vida (me lo dijo otro alumno hace unos meses), sino todo lo contrario es exprimir el mundo, es ponerse cara a cara con el sentir, es no conformarse con las migajas de lo mundano. Es ir tirando del hilo…

A veces el miedo y la resistencia es la forma que toma el ego en ignorancia para detenernos y sin resolver el miedo no se puede beber y quitar la sed. Pero aquí cada persona tiene su propio ritmo y aspiración espiritual…

La (persona) buscadora espiritual es mumukshu, desea Realizar el Ser. Va en esa búsqueda de la realización espiritual con Amor y sin presión, incluso cuando las demás a su alrededor duermen. La buscadora espiritual tiene la voluntad sincera de establecerse en el Ser, tiene claro su objetivo y el camino para lograrlo, el camino o vía completa que la conduce al centro de su Ser, eso es el Conocimiento.

No trata de lograr nada que no sea, sino re-Conocer lo que ya es.

Entonces, ¿Por qué no nos realizamos?

Porque seguimos reproduciendo hábitos creados por nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

El primer hábito es identificarse con la idea de yo individual (yo soy esto limitado, diferenciado) Es nuestro hábito mental.

El segundo hábito es buscar fuera.

Fuera vamos a lograr lo cambiante, sólo en lo mundano. Al buscar fuera reaccionamos y somos dependientes, por ejemplo de lo que dicen las demás personas.

La practica de las cinco joyas te hace el recipiente adecuado y llevan al Conocimiento intuitivo (sakshatkara)  más allá del nombre y forma de los objetos a la realización del Ser.

En mis clases te propongo espacios relajados de conciencia para descubrir la verdad de quién Eres. Mi compromiso contigo es acompañarte, inspirarte y motivarte con respeto, atención y dedicación en tu práctica de yoga, estés donde estés.

Si quieres mi acompañamiento espiritual presencial en la zona de Alcobendas, La Moraleja y el Encinar  o que facilite para ti sesiones online personalizadas contáctame y estaré entusiasmada de ser tu guía en este proceso.

Namaste ♡

KD

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario