Yoga Selfies

Ultimamente algunas alumnas me preguntan mi opinión sobre los Yoga Selfies (me refiero a las fotos de yoga en instagram, Facebook, Youtube…), así que me he sentado a escribir y responder(me) esta pregunta profunda hoy  😆

¿Yoga Selfie, Si o No?

Entonces, aquí estoy frente a una página en blanco escribiendo mis razones para el Si y para el No…

Si

Una celebración de la identidad, de la Vida y del Yoga

Es más contradictorio ser un yogui que odia los selfies que el yogui que los hace.

Hace honor a la fuerza, la espiritualidad, y el equilibrio …

Trasmite mensajes de Yoga

Lo hermoso es poder llegar a percibir todo el trabajo que hay detrás de la práctica

No

Se trata de la lucha con el ego?

Fomenta nuestra tendencia al exhibicionismo y a compartir la inmediatez

Show off vs show up

Bueno, seamos realistas. Vivimos en una cultura de la (tecno-) imagen y los selfies no son la causa, sino el síntoma. No podemos escapar del impacto de las redes sociales que nos llegan tanto al ego como al corazón . Esta tecnología es tanto un mostrador como una fachada de una sociedad con un profundo anhelo de sentir que todas y cada una de las personas somos valiosas, comprendidas, acompañadas y amadas.

¿Quién no ha publicado fotos suyas? ¿con qué intención? bien sea como un modo de auto-expresión visual o de compartir un momento, un logro o algo simplemente bello, tendemos a publicar nuestras mejores imágenes, y no tanto por alardear o buscar reconocimiento vital como por compartir partes de nosotras mismas y de nuestras vidas. Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa dice un acertado provervio chino.

Photo by: Luis H. Segovia

Pensando un poco más a fondo sobre el tema , encuentro que hay algunas claves:

1. La intención

En realidad, las intenciones en la mayoría de las fotos son la de ser una expresión artística, una motivación, auto promoción y la enseñanza (hay que leer el pie de las yogui photos 😉 )

Yoga te hace verte, te hace sentir, descubres cada parte de tu cuerpo-mente y ganas el valor de dejarte sentir, sea placer o dolor, agradable o desagradable, (sukha, dukha). Al reconocer tu cuerpo-mente ganas confianza, haces las paces con tus limites e inseguridades y lo proyectas hacia fuera, eso es para mi lo mas hermoso de ver en las fotos. Lo que hay detrás, para los que afinan y no se quedan en el envoltorio.

                                                “Teaching and sharing my passion for yoga has made me extremely happy, and I can only put                                                  the best intention forward and hope that others see things the similarly” Peg Mulqueen

2. La mirada de cada quien

Y hablando del envoltorio, el yoga te hace ganar fuerza, flexibilidad y equilibrio, y no es solo una cuestión estética, también permite respirar mejor, mayor atención, una mejor circulación de la sangre, mejor salud visceral y articular, una mayor movilidad y ligereza, más energía, más vitalidad, y eso también puede percibirse en las fotos. Si bien la respiración y atención no se puede fotografiar, como en casi todo, lo que se decide ver depende de la mirada.

3. Libertad de auto-expresión

Aunque no se puede controlar si quien ve un yoga selfie se siente frustrada e intimidada o inspirada y se le llena el corazón de belleza, es opción de cada persona buscar esas fotos o no y responsabilidad personal de quien la publica.

Para mi, la luz del yoga respeta la libertad de cada ser y su poder de decisión. No elimina, sino que integra: acepta, reconoce, ama.

4. Son un modo de promoción

¿Y que hay de malo? como en otros ámbitos, las fotografías son una herramienta que utilizamos para la promoción de nuestros servicios o escuela, marcas de ropa, eventos…

Las redes sociales son una herramienta para la iniciativa creativa emprendedora. Promocionarse no es el problema, sino la interpretación (equivocada) de la intención de la fotografía en si.

Además suelen ir acompañadas de enseñanza accesible, información valiosa e inspiradora en muchos casos.

5. Motivación e inspiración

Las redes sociales como plataforma para estas fotos también ofrecen un espacio para la inspiración y motivación para aprender yoga, ya sea por primera vez o continuar con la práctica actual.

Algunas personas muestran su progresión en las poturas, la única apertura que se ve a simple vista, otras simplemente se abren, se exponen, comparten, disfrutan…

¿Ropa ajustada, colorines vistosos, posturas desafiantes, paisajes de fondo?  pues son una opción personal, respetable mientras no ataque dignidades.

6 Sentimiento de pertenencia

La magia de las redes sociales hace que se estén creando bellas comunidades yoguis unidas desde la distancia por el amor, ganas de crecer juntas, de dar, de aprender, de ayudar y servir del mejor modo que sabemos a la milenaria practica del Yoga.

Algunas personas dicen que es egoísta, vanidoso, y nada alineado con los valores de yoga. Aclamad@s yoguis (mil veces fotografiad@s) discuten que se utilizan las posturas como medio para el lucimiento, envanecimiento burdo y hueco contorsionismo. Mi mente cree que muchas de esas críticas provienen del miedo, el desconocimiento y de una mirada superflua, ligera y deformada.

Frente a toda esta marea de críticas, confusión, yogui-haters, Cardenales del yoga y egos espirituales, si me preguntas, prefiero mantenerme al margen, seguir cultivando mi sattva buddhi, cultivando el discernimiento, la claridad mental, ecuanimidad, practicando yamas y niyamas, en mi centro, sin criticar ni juzgar lo que hacen los demás. Yo a lo mío, y a mirar al otro lado, al lado sin lados. A confiar en el Yoga, en la Enseñanza, en mi querido Maestro, en la práctica constante con amor y en mi propio camino.

Hazte selfies o no los hagas, pero sobretodo haz tu practica hermosa para ti mism@

Con Amor,

Kalyana

   💛

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario